Vinos de Sevilla
Sevilla, monumentos y vinos
Vinos de Sevilla, vinos llenos de arte

Imprescindible:

No te marches de Sevilla sin tomar un salpicón fresquito, una chacina o un pescaíto frito con una copa de vino fino, Rematando con unos pestiños o alfajores.

El Guadalquivir y el azahar de

Sevilla

Sevilla con puerto sin estar al lado del mar, ciudad de oro y plata. Sevilla de extenso núcleo antiguo, cuna de historias y lugar de nacimiento de grandes artistas. Guarda en su archivo de Indias el mayor conocimiento de la historia de España en las Américas. Sevilla son sus parques, sus callejas… dividida por el río Guadalquivir escucha el cante y el arte de sus hispalenses. Arte que se puede ver, oler y degustar, arte que llena los vinos de Sevilla. Su Semana Santa conocida mundialmente guarda tallas con un valor incalculable, su feria llena de colores, de alegría y de una esencia única. Sevilla bella en cada rincón que se descubre paseando.

¿Qué vemos?

Sevilla son sombras y luz de sus altas torres, paseo por las orillas de su río, luz interminable en su atardecer.

¿A qué huele?

Sevilla huele a incienso, huele a humedad, huele a Jacarandas y naranjos amargos en el Parque María Luisa, a Magnolias y Acacias de los Jardines de los Reales Alcázares.

¿A qué sabe?

Sevilla sabe a pringá en los meses de frío, a gazpacho fresquito en verano y tortas de aceite en las meriendas.

Arte y vinos de Sevilla

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR