Vinos de Almería
Desiertos de Almería que le dan sabor a sus vinos.
Vinos de Almería, vinos de mar y desierto

Imprescindible:

En esta tierra es delito no probar un gambón rojo de Almería maridado con un blanco de buena acidez, del marisco pasamos a la carne con Perrico, un embutido típico que podremos tomar con un tinto joven.

Tierra yerma, calas de cine y puertos de

Almería

Almería es mar y desierto, es acción llevada a la gran pantalla de cientos de películas que buscaban un marco único en el mundo, es playa virgen y cuna de culturas que hicieron entrada a la Península a través de sus puertos. Es días cálidos y noches frescas. Es viticultura familiar que ha introducido nuevas variedades, haciendo grandes los vinos de Almería. Es vino blanco, vino rosado, vino tinto y también es vino envejecido. Es un vino singular de variedades singulares de uva. Es la hija olvidada de Andalucía y el final del levante.

¿Qué vemos?

Almería es árida mar adentro y bravía en su costa. Almería es luz eterna.

¿A qué huele?

Almería huele a sal, huele a minas y también huele al aceite de su desierto de Tabernas.

¿A qué sabe?

Almería sabe a tomate cultivado con agua de mar, a pescado y guisos de la Alpujarra.

Viñedos de Almería

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR